Primero pasos en Keysi

Todas aquellas personas interesadas en las artes marciales o la defensa personal, antes o después terminan por encontrar a Keysi, lo curioso es que la gente encuentra el método en si ya creado pero… ¿Cómo fueron los primeros pasos de Keysi?

Justo Diéguez a lo largo de su extensa carrera en las artes marciales, muestra Keysi al mundo no a través del cine como mucha gente puede llegar a pensar, sino a través de seminarios alrededor del mundo.

De esta forma personas de diferentes nacionalidades y países empezaron a interesarse por el método que a día de hoy, está produciendo un cambio en la mentalidad, de cómo la defensa personal está orientada a una realidad que dista mucho de lo que podemos vislumbrar en cualquier película de acción.

Con el tiempo Justo Diéguez comenzó a conocer y a encontrarse con personas interesadas en su método de enseñanza, porque como acabamos de mencionar dista mucho de otros sistemas o métodos.

Es en lugares como Reino Unido donde personas se le acercan y le enseñan fotografías donde se puede observar cómo han recibido con anterioridad seminarios de manos de Justo Diéguez.

Dado el carisma y la simpatía de Justo Diéguez era inevitable que con el paso del tiempo, esas mismas personas se le fueran acercando para conocerle y solicitarle formación académica, dada la realidad del método en sí, engancha desde el primer momento en el que entrenas.

Tu mente pega un giro radical puesto que observas que no es necesario ser un atleta nato para poder aprenderlo o enseñarlo, basta con dos cosas sencillas pero tremendamente importantes (“Dedicación y esfuerzo”).

A la par que a través del trabajo día a día solo o trabajando con el compañero desarrollaras el sentido del “honor” y la “disciplina”. Puesto que a pesar de ser un método no reglado se utilizan los valores como dogma.

Con el paso del tiempo uno de esos alumnos se presentó a Justo Diéguez con la brillante idea de ayudarle a mostrar keysi aún más de lo que ya lo hacía gracias al esfuerzo de su fundador.

A grandes rasgos, una clase de keysi se puede dividir en dos partes, la parte física que sería el trabajo en solitario o con el compañero y la parte mental e intelectual, porque aunque sea un método de defensa personal, siempre es necesario un cuaderno donde podamos anotar lo aprendido, nuestras propias conclusiones de los aprendido y la simbología de lo aprendido. Es de este modo como sus alumnos aprenden a desarrollar Keysi desde el nivel más bajo hasta el nivel más alto, y es así como estos alumnos a día de hoy imparten sus clases. A través de ejemplos y anécdotas explicadas y desarrolladas por su fundador ” Justo Diéguez”.

Justo Diéguez junto con su ex alumno A.N decidieron darle un giro al método y darlo a conocer con más fuerza. De este modo el método se dio a conocer al mundo como “KFM” ( Keysi Fighting Method).

Es imposible no mencionar que el arranque y la evolución de la empresa KFM iba en aumento a un ritmo vertiginoso, el número de seminarios aumento y el método crecía de manera exponencial.

Pero es aquí amigo mío cuando empiezan a torcerse las cosas. Para Justo Diéguez “Keysi” es su hijo. Porque Keysi nació de la necesidad, de la crueldad realidad de una sociedad que obligo a su fundador a crecer física y mentalmente y desarrollar este método que le permitió en más de una ocasión no solo salir ileso de una situación crítica sino poder contarla a día de hoy.

Pero como estaba mencionando, para Justo Keysi es “familia”, y lo que su fundador desconocía era que para su socio en la empresa Keysi no significaba lo mismo. De este modo y de una manera triste y que jamás podría olvidar, descubrió que para él, “Keysi” significaba ni más ni menos que “dinero”, y que donde el veía alumnos que eran como su familia, el veía cuotas y gente de la que poder aprovecharse, hasta tal punto era su avaricia que decidió autoproclamarse “co-fundador”. Pero bueno a día de hoy todos sabemos que no es lo mismo ser el fundador de un método que ser el cofundador de una empresa, del mismo modo que no es lo mismo trabajar en una empresa que ser el dueño de la empresa.

Como podrás imaginar llegado a este punto, los problemas fueron en aumento. Justo hacía seminarios alrededor del mundo y antiguos alumnos se habían convertido en instructores, pero debido a las dos formas de ver Keysi acontecían problemas ajenos a “Justo”. Algunos instructores no dejaban desarrollar su creatividad ni su talento a personas que deseaban, aspiraban y querían ser instructores de Keysi, porque para ellos lo esencial era ganar más y sentir que tenían más poder olvidando de antemano que Keysi es una familia y que nadie es mejor que nadie, porque nadie nace sabiendo y a través del trabajo y del sacrificio todos podemos mejorar día a día.

Con sucesos como este, Justo Diéguez empezó a sentir y a observar como lo que había creado con todo su esfuerzo se encaminaba en un declive que jamás había podido imaginar puesto que los problemas no habían hecho más que empezar.

Los instructores que se encargaban de la formación de los alumnos en España que habían conocido de manera más precisa e íntima Keysi desde sus primeros pasos olvidaron la base de la misma. De este modo al final todo termino en una separación total y en un cierre de la empresa KFM, dejando a su fundador con el alma en un puño y un dolor que solo un padre puede llegar a sentir cuando ve lo que han hecho con su hijo. Porque aquellas personas por las que habría puesto la mano en el fuego resultaron ser todo lo contrario a lo que él les había estado inculcando hasta el último momento.

Pero Justo Diéguez muy lejos de rendirse decidió empezar de “0”, decidió volver a sus origines y entonces apareció “Keysi” cual ave fénix renovado y más fuerte que antes, puesto que una de las primeras cosas que aprenderás en Keysi es que “Nunca te rindas” pase lo que pase, sigue adelante.

A día de hoy esos ex alumnos han decidido seguir sus propios caminos y enseñar lo que Justo les enseño desde el corazón y ponerle sus propios nombre, y es a día de hoy gracias a ellos cada vez más gente se interesa por Keysi, porque incluso la gente que desconoce el método en cuanto estudian sus orígenes terminan haciendo la pregunta adecuada ” ¿Esto que estoy aprendiendo de dónde viene? Día a día cada vez son más los mails y las llamadas que solicitan información a Justo sobre su método y sobre donde pueden aprender.

Y esta amigo mío es la realidad de porque KFM ( Keysi Fighting Method) desapareció y a día de hoy es conocido solo por la palabra Keysi y porque si aprendes un método derivado de Keysi acabarás queriendo saber más sobre Keysi, y porque cuando termine una clase tanto de Keysi como de esas otras variantes nacidas de la desunión de Keysi aplaudirás a su único fundador ” Justo Diéguez”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *