vortice in Keysi

¿Qué es el “vórtice”?

¿Qué es el vórtice?

Según una definición básica que podemos encontrar en internet, un vórtice es una corriente de aire ascendente y descendente.

Dicho de otro modo, y de manera más colocial, podríamos definirlo como un tornado. Que estaría compuesto por unas corrientes de aire ascendente y descendente que absorben todo a su paso.

Pero entonces, ¿dónde encontramos un Vórtice en Keysi?

Keysi es una defensa personal ideada por y para la calle, donde la vida real gira sobre los 350 grados de nuestro entorno, agregándole además el plano superior o aéreo y el plano inferior o suelo.

De este modo podemos definir el vórtice como la propia persona humana, porque en  la realidad de la vida nos podemos encontrar con un contratiempo u obstáculo en cualquier dirección o trayectoria.

El eje central del vórtice está formado por nuestro cuerpo,  desde nuestra cabeza hasta nuestros pies. Y alrededor de nosotros desde 1.5 metros hasta llegar a unos 2 metros, esa es la distancia más corta y más rápida que cualquier persona es capaz de recorrer con apenas un solo pasó.

¿Qué utilidad tiene para nosotros el vórtice?

Al principio de iniciar este blog, hicimos hincapié en el control de área, hablamos sobre controlar todas las direcciones para evitar ser presas de un ataque casual o intencionado.

Bien en este momento hablamos como el depredador, que es esa persona versada en Keysi y que lleva un tiempo entrenando con suma constancia.

Ese depredador se ve sorprendido por un individuo cuya actitud nos hace sospechar que es posible que tenga intenciones de hacernos algún tipo de mal y de repente se acerca con intenciones más que concluyentes. Nuestro cerebro actúa y nos avisa… Quiere hacernos daño y no podemos evitarlo.

En este momento es cuando ese sujeto entra en nuestro vórtice se acerca a esa distancia inferior a los dos metros donde piensa que su presa es no solo dócil, sino también incapaz de defenderse.

Pero incluso un cazador sabe que el animal herido es el más peligroso y que jamás dispararía su arma contra un tornado porque sería como matar moscas a cañonazos.

El depredador actúa, no es presa del pánico pero controla sus emociones porque sabe que su integridad depende de ello, en ese preciso momento aparece la suma de todo su entrenamiento, biomecánica, control de área, técnica, estrategia y determinación, todas ellas fusionadas en unos movimientos inusuales pero efectivos.

El depredador se mueve pero el atacante es incapaz de controlar nada ni su propio cuerpo, puesto que ha entrado en el ojo de una tormenta, unas corrientes de aire que tal vez suban o bajen, están girando pero en todas direcciones, impotente de sujetar a la víctima como cualquier persona es incapaz de coger el viento con la mano.

El Vórtice no es un golpe o una técnica, es la suma de muchos entrenamientos, donde los músculos, la mente y la biomecánica actúan en constante movimientos.

Puede que esta entrada te haya dejado un poco confuso, o quizás no hayas entendido mucho de lo que has leído hoy. Pero definir el Vórtice es como intentar hacerte explicar algo tan sencillo como, ¿por qué respiras ahora mismo?

¿Tienes dudas?, ¿he despertado tu interés?, ¿quieres entender el vórtice?

Lo que puedo hacer por ti es animarte a que vengas a una clase de keysi y quizás empieces a vislumbrar dónde, cómo, cuándo aparece y está ese ojo de la tormenta que nosotros llamamos “Vórtice”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *